Métodos para tener más paciencia

Ciertamente la vida nos lleva a momentos donde nos vemos presionados, hasta un punto que llegamos a la desesperación total, pero es importante aprender a relajarse, descubriendo un método para tener más paciencia. Así que les comparto unas grandiosas técnicas.

Antes que nada, debes saber que la paciencia se puede logra muy fácil, lo primero que hay que hacer es comprender, nuestra mente es la que nos complica a cada momento y también la percepción que tenemos del medio que nos rodea, ya que al parecer, con sólo el hecho de observar a las personas ajetreadas tendemos a contaminarnos.

La paciencia llega a través de la tranquilidad y de la comprensión, todo lo que nos pasa alrededor es algo que es independiente a nosotros mismos, por tanto es fundamental que no te identifiques con las personas o las circunstancias.

Los métodos para tener más paciencia, es importante que siempre estés en auto observación, que comprendas que la esencia de la vida son los retos que afrontamos  cada momento. Cada reto que tengamos en la vida, nos permite dar un paso hacia nuestra evolución espiritual, así que debes aprender a soltar tu corazón y a relajarte.

Métodos para aprender a tener más paciencia

  • Al practicar la auto observación, es importante que diferencies lo externo del interno, entonces cuando te observes, debes tener en claro tu cuerpo físico y tu cuerpo mental, para poder discernir todo lo que se va a desatar en tu interior.
  • Cuando observes tu cuerpo físico, es importante que aprendas a ver en que momento te relajas y en que momento estás tenso; ya que la mayoría de las actividades que realizamos, nuestro cuerpo naturalmente adopta una posición tensa, así que observando el cuerpo, puedes relajar músculo por músculo en cada momento.
  • También a nivel físico es importante mantener una buena respiración, que sea prolongada y profunda, si eres consciente de tu respiración, podrás ser consciente de tu entorno también.
  • Observar tus emociones en algún momento cuando estás con una persona y esta te presiona o  te ofende, apresurándote. Tan sólo recuerda ser elástico y dejarte llevar como el viento, con calma, la persona que se puso de mal genio no eres tú, mantén tu centro en la tranquilidad y entre mayor presión más debes soltarte y relajarte.
  • Es importante que puedas aislar tus emociones, debes aprender a tener la serenidad y no asociar lo que pasa afuera con nosotros mismos. Recuerda que las personas andan estresadas y de mal genio a cada momento, pero no significa que tú también lo seas, debes sentir tranquilidad y a la vez enseñarla.
  • Para ser paciente, también debes observar tus pensamientos, no debes dejarte ganar por ellos, ya que muchos pensamientos nos hacen creer que estamos tensionados, o que no vamos a alcanzar a realizar algo, pero eso es falso.
  • Debes tener control sobre tu mente y concentrarte en el presente, no en el futuro, en los hechos que puedan ocurrir, tan sólo realizar tus actividades tranquilamente y verás que poco a poco se van despejando las cosas que te afanan o te preocupan.

Recuerda que si estás siempre en el camino de la auto observación, puedes mejorar el método para  aprender a ser más paciente. Entonces verás como en la vida parece más fácil y más aún, si le enseñas a los demás a ser tranquilos, ya que esa es una buena herramienta para manifestar el amor y la comprensión.

Leave a Reply